Ver Mensaje solo
  #2  
Old 20-03-2007, 15:32
Julian Julian esta Desconectado
Usuario Junior
 
Registrado: Mar 2007
Mensajes: 1
Smile

*

Capitán,

Un personaje crucial en el confuso evento de la crucifixión es “José de Arimatea”. Este personaje desaparece en la “historia” (Mateo 27:57~60 y Juan 19:38~42) tan rápido como aparece… pero sin embargo, introduce un elemento especial: es un mediador entre los romanos y los seguidores del “Jesús del NT”… y su nombre esconde algo que no se menciona en la mayoría de los estudios de ese episodio bíblico.

“Arimatea” en hebreo, se pronuncia HAR-HA-METINN y significa: fosa de los muertos. Ende, “José el de la fosa de los muertos”: El sepulturero fue instrumental en lograr que el cadáver o el drogado, pero aún no muerto, cuerpo de Jesús fuera sacado de la tumba “antes de tiempo”. (Nota: La Arimatea moderna no tenía localidad en el primer siglo; y asociarla a la Ramathaim antigua—hoy Rentis—significa ignorar la geografía del AT… cosa que los escritores del NT demuestran a menudo.)

Esta movida justificaría el hecho de que Jesús no COMPLETARA los tres días y tres noches prometidos… pero que bajaría la guardia de quienes esperaban que se cumplieran tal como había sido prometido. Nótese que la guardia para prevenir que alguien “robara” el cadáver no fue recomendada y autorizada hasta el día siguiente.

La crucifixión de Jesús contiene las siguientes irregularidades:

1.- “Ocurrió” pocas horas antes de que comenzara el Sabbath… algo que los judíos no tolerarían en fin de semanas comunes… y mucho menos durante el Pésaj.

2.- “Su” suplicio duró mucho menos que lo anticipado. Algunos crucificados agonizaban por varios días, lo cual era la finalidad de la crucifixión.

3.- Sus piernas no fueron quebradas como se acostumbraba hacerlo para acelerar la muerte; eso, solo la presencia de alguien influyente pudo prevenirlo.

4.- Se le hizo aspirar una esponja impregnada con vinagre (¿o un somnífero?) e inmediatamente “entregó el espíritu”.

5.- Su cuerpo fue bajado de la cruz tan pronto como se lo presumió difunto.

6.- Su cadáver no fue arrojado con a la Fosa Infame donde iban a parar todos los ejecutados. Arrojar los muertos sobre la pila de cadáveres era parte de la crucifixión.

7.- Su sepultura ya estaba preparada… por José el sepulturero; quien era un discípulo secreto de “Jesús”… pero en buenos términos con Pilatos.

Saludos,

*
Responder con Cita